A los predicadores de prosperidad: Salven a sus seguidores del suicidio

John Piper | April 13, 2015


El apóstol Pablo advirtió contra el deseo de ser rico. Y por implicación, advirtió contra los predicadores que estimulan el deseo de ser rico en vez de ayudar a la gente a deshacerse de ello. Él advirtió: 

Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores (1 Ti. 6:9-10).

Éstas son palabras muy graves, pero no encuentran su eco en la predicación del evangelio de prosperidad. No es malo que los pobres quieran ciertas medidas de prosperidad para que puedan tener lo que necesitan y puedan ser generosos y dedicar tiempo y energía a tareas que exaltan a Cristo además de las que sirven para el sustento diario. No es malo buscar a Cristo para ayuda en esta búsqueda. A Él le importan nuestras necesidades (Mt. 6:33).

Pero todos —pobres y ricos— estamos en el peligro constante de poner nuestro afecto (1 Jn. 2:15-16) y nuestra esperanza (1 Ti. 6:17) en las riquezas en…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/a-los-predicadores-de-prosperidad-salven-a-sus-seguidores-del-suicidio.