Aprecio | Reflexión

José Mendoza | March 11, 2016


2 Samuel 7 – 10 y Hebreos 1 - 2

Entonces el rey David entró y se sentó delante del Señor y dijo: «¿Quién soy yo, oh Señor Dios, y qué es mi casa para que me hayas traído hasta aquí»
(2 Samuel 7:18)

“¿A quién admiras?”, le preguntaron a un famoso y egocéntrico deportista. “A nadie”, respondió despectivamente. Lo más probable es que su respuesta cortante es producto de que en su pensamiento, el siquiera pensar en estimar a alguien es finalmente considerarle como superior, lo que en tiempos tan narcisistas como los nuestros puede sonar a humillación y debilidad. Sin embargo, la estimación persona hacia los demás es uno de los más nobles sentimientos que enlazan y fortalecen la vida de los seres humanos. Podríamos definir al aprecio como la sentida consideración ante una persona que nos inspira una actitud de deferencia y atención.

El aprecio no está por debajo del amor, sino que es sustento y base del cariño. Es sumamente objetivo porque nace de la observación de las personas que se encuentran a nuestro alrededor. Al tratarlas, al observar su comportamiento y sus cualidades, o simplemente al disfrutar de su amistad, se va generando una evaluación…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/aprecio-reflexion.