Conciencia débil, el Día del Señor y nuestros hijos

José Mercado | July 6, 2016


Hoy en día vivimos en un tiempo en el cual defender nuestros derechos es una de las mayores prioridades del ser humano. Lo escuchamos y lo vemos en manifestaciones y en berrinches. En nuestras sociedades democráticas, pareciera que todo el mundo demanda que se cumplan y respeten “sus derechos”.

Pienso que en algunas áreas los cristianos hemos adoptado esta misma mentalidad mundana. En 1 Corintios 8 y 9, Pablo nos presenta un concepto radicalmente diferente a lo que dice el mundo: los creyentes debemos estar dispuestos a morir a nuestros derechos, por amor al que tiene una conciencia débil y por amor al evangelio. No es que no haya virtud alguna en ninguna ocasión en defender nuestros derechos, pero el creyente debe considerar muchas cosas antes de exigir que sus derechos sean respetados. 

Libertades cristianas

Una de las mayores debilidades en la Iglesia hispana es que no hay categorías de libertades cristianas. Libertades cristianas son cosas en las que creyentes pueden participar sin cometer un pecado. La Biblia nos dice claramente que hay cosas que son pecado. El problema es que la iglesia ha asignado como pecado a actividades que no lo son. Por ejemplo, en Corinto habían cristianos que pensaban que comer…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/conciencia-debil-el-dia-del-senor-y-nuestros-hijos.