Cuando el incrédulo se va

Rachel Watson | June 6, 2016


Lo conocí en la universidad bíblica. Pensaba que él era divertido e inteligente, y un terminamos en una cita accidental, ya que estábamos estudiando juntos y nos dio hambre. Pero comencé a admirarlo unos diás más tarde. Un grupo de nosotros de la escuela a menudo iba por tacos y compartíamos con mendigos en las calles. En esa noche en particular, un hombre sin hogar le ofreció un puesto en su manta. Pronto se hizo evidente desde el color y el olor que la manta estaba empapada de orina. Me encogí y esperé a ver qué iba a hacer. Dudó un momento y luego sonrió y se sentó con un “gracias”. Hablaron durante horas. Viéndolo soportar la incomodidad con tal de mostrar el amor de Cristo me llamó la atención. No mucho tiempo después de eso, me di cuenta que quería servirlo a él y y quería servir con él por el resto de mi vida.

Fuimos amigos durante años antes de salir. Salimos durante años antes de comprometernos. Tuvimos el apoyo de nuestras familias, amigos e iglesia. Mi padre llevó a cabo la ceremonia de boda, y mi mejor amiga hizo el pastel. Incluso fue mi primer beso.

No hace…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/cuando-el-incredulo-se-va.