Cuando perdemos a Dios en una subcultura evangélica

Will Graham | April 4, 2016


En el mundo evangélico, tenemos de todo. En la esfera digital hay páginas web, blogs, cuentas de Twitter y de Facebook, canales de Youtube, imágenes, películas, música, hasta dibujos animados.

En el mundo real, hay libros, CDs, sermones, organizaciones, arte, eventos, proyectos empresariales, métodos de evangelismo, estrategias de ‘conquista’, y superestrellas.

En las conferencias evangélicas, se habla sobre un sinfín de temas: la historia evangélica, el presente y futuro de la iglesia, cómo desarrollar tus dones, cómo ser un buen padre, cómo convertirte en un gran líder, pastor o cantante evangélico, la sexualidad, la ética evangélica, y el igle-crecimiento.

En fin, hay de todo en el mundo evangélico, y en medio de esta gigantesca cultura en la cual nos vemos completamente inmersos, la pregunta más importante que nos podemos hacer es: ¿y dónde está el Dios de los evangélicos?

Un avivamiento falso

“Ah, Dios” —piensan algunos—, “Este asunto está más que claro. Él solo quiere que estemos felices. Al fin y al cabo, Dios es amor. ¿No? Hablemos de algo más relevante, por favor”.

Tristemente, estoy llegando a la conclusión de que esta subcultura que hemos creado podría seguir adelante sin el apoyo de la presencia del Señor. Es poco…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/cuando-perdemos-a-dios-en-una-subcultura-evangelica.