Cuatro advertencias para tus “veintes”

Marshall Segal | March 31, 2016


¿Hasta dónde puedes llegar en el Antiguo Testamento antes de comenzar a sentir la fricción de la lectura diaria de la Biblia? Sabemos que la resistencia es buena para nosotros, como la que sentimos cuando hacemos ejercicio, pero a menudo no la disfrutamos…como cuando hacemos ejercicio. Para muchos, es simplemente más difícil despertar temprano para leer el libro de Números en marzo que para leer Génesis en enero. Los días pueden comenzar a sentirse como pasar una temporada en el desierto.

A pesar de que 2 Timoteo 3:16 resuena en la parte posterior de nuestra cabeza, “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil…”, la experiencia de leer nuestra Biblia puede parecer un poco como ver a la abuela utilizar un smartphone. Ella sabe que puede hacer mucho más de lo que hace con él, pero está pérdida sin alguien que le muestre (siete u ocho veces) cómo tomar una foto, activar el Bluetooth, o escuchar un podcast.

Estas cosas les sucedieron como ejemplo

En 1 Corintios 10, el apóstol Pablo se sienta con nosotros, como en una habitación llena de abuelas, para explicar cómo leer a Moisés en nuestra lucha diaria contra el pecado y en la búsqueda…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/cuatro-advertencias-para-tus-veintes.