Detalle | Reflexión

José Mendoza | July 15, 2016


2 Reyes 4 – 5   y   3 Juan  – Judas

Naamán, capitán del ejército del rey de Aram, era un gran hombre delante de su señor y tenido en alta estima, porque por medio de él el Señor había dado la victoria a Aram. También el hombre era un guerrero valiente, pero leproso.

(2 Reyes 5:1)

Todo era perfecto… salvo un pequeñísimo y casi imperceptible detalle”, solemos decir, al referirnos a las pequeñas cosas que destruyen nuestras grandes empresas. Estas son como la mancha en la corbata durante ese almuerzo de negocios tan importante, el airecito frío que entraba por la ventana del auto durante el paseo a la montaña, la mosca que daba vueltas por la mesa justo cuando teníamos a los jefes invitados a casa. Solo son detallitos, pero se quedan grabados en la mente hasta echar a perder lo verdaderamente importante.

Bueno, para ser honestos, también hay detalles que son lo suficientemente grandes como para que no pasen desapercibidos. Por ejemplo, una vez preparamos una fiesta sorpresa para un amigo con tanta reserva y cuidado que invitamos a todos los conocidos, separamos una gran sala en un restaurante, todos llegamos a tiempo, pero nos…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/detalle-reflexion.