El francotirador: Disparos al alma humana

| January 29, 2015


Desde que conocí a Clint Eastwood quedé cautivado por su manera de contar historias. Películas en el viejo oeste que retratan realidades que van más allá de cantinas, caballos y pistolas. Films de boxeo donde los guantes y el cuadrilátero no son más que geniales excusas para dialogar con el espectador, para golpear nuestras conciencias con preguntas tanto serias como difíciles de responder.

El francotirador (traducción de “American Sniper”, su título original) es una película que cava en las profundidades de la conflictiva —aunque aparentemente simple— vida del exsoldado Chris Kyle, personificado magistralmente por Bradley Cooper. Kyle pasa de ser un vaquero texano normal a enlistarse para ir a Irak, convirtiéndose en la leyenda viviente del comando de los SEALs de la Marina en cuatro misiones que representaron mas de mil días en batalla, con más de ciento sesenta muertes producto de sus disparos.

Una estatura de leyendas

El más grande francotirador en la historia de los Estados Unidos. Esa es su carta de presentación. Sus logros en el campo de batalla resultan en fama y lauros. El problema es que aunque su carrera militar es una cosecha de triunfos, su vida como hijo, como hermano, como esposo y como…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/el-francotirador-disparos-al-alma-humana.