El niño del tambor en nosotros

| December 11, 2014


“El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas”, Hechos 17:24-25.

Sabemos de los pastores guardando las vigilias de la noche, y luego los magos de oriente que llegaron a Jerusalén. Sabemos del mesonero que le dijo a María y José que no había espacio, y sabemos del edicto malicioso de Herodes de matar a los bebés varones de Belén.

Pero luego está el pequeño tamborilero, el personaje ficticio de la canción popular de Navidad registrado por primera vez en 1955. Este niño del tambor no está, por supuesto, en la historia bíblica, pero su presencia se ha hecho legendaria en nuestra moderna concepción de Navidad. Y podemos aprender de él.

Así dice la canción

Al escucharla de inicio, sin embargo, la canción es tan simple, y cargada de tantos ro-pom-pom-poms, que no es tan evidente lo que está sucediendo.

La canción inicia, narra el niño del tambor, con los


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/el-pequeno-tamborilero-en-nosotros.