El salón de la fama y los siervos de Dios

| January 16, 2015


Recientemente fueron exaltados al salón de la fama del beisbol[1] cuatro jugadores: Randy Johnson, Pedro Martínez, John Smoltz y Graig Biggio. Ingresar al Salón de la Fama es el acto que corona la carrera de cualquier jugador, no importa el deporte que halla practicado. Atletas sobresalientes por su comportamiento dentro y fuera del juego después de retirarse han sido elevados al salón de la fama de sus respectivas disciplinas. Algunos de ellos: en boxeo, Muhammad Alí, Joe Louis, Sugar Ray Leonard; en tenis, John McEnroe, Bjön Borg, Pete Sampras; en basketball, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, etc; en fútbol[2], Alfredo di Stefano, Pelé, Diego Armando Maradona, Michel Platini entre otros.

En el mundo del arte se entregan premios y se hacen reconocimientos. Los más preciados en cine son los premios Oscar y el Festival de Cannes. Los artistas de distintas disciplinas tienen su Paseo de las Estrellas en Hollywood. En la música, los Gramys, Latin Gramys, Bilboard, MTV, Premio Lo Nuestro, y todos estos sin contar con las premiaciones locales que tienen todos los países. También hay premios que tienen una connotación más trascendente y menos comercial como son los Nobel, Príncipe de Asturias, Pulitzer, Smithonian…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/el-salon-de-la-fama-y-los-siervos-de-dios.