Estudio #40

Gospel of John

Gabie Goni | August 28, 2014

John 12:27-36


Habiendo analizado la entrada triunfal de Jesus de Nazaret la semana pasada nos quedó claro que este momento trajo el cumplimiento de la promesa de Dios le dio al rey David registrada en 2 Samuel 7.  Dios quien prometió una dinastía eterna a David sentaría a uno de sus hijos en el trono para siempre.  ¿Sería Salomón?  ¿Sería Roboam?  Aunque David tuvo la dinastía de realeza de más duración en la historia terrenal el hijo que tomaría el trono por siempre era nada menos que el HIJO de DIOS por medio de la línea de David.