Extremo

Juan Gómez | February 1, 2016


“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito, para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna.” Juan 3:16

Me llama mucho la atención la manera como el apóstol hace énfasis en mostrar al grado que Dios ha ido para mostrar Su amor por nosotros. No solamente nos invita a considerar Su gran obra en nuestro favor y lo que pudo alcanzar como resultado de ella, pero también la motivación que movió a Dios a hacer esto por nosotros Su creación.

Es Su gran amor por nosotros, dice el versículo, lo extremo de éste, que le lleva a hacer este acto radical de sacrificio también extremo.

Este entendimiento del gran amor de Dios continúa impactando la vida y ministerio del apóstol de tal manera que en sus epístolas universales lo muestra como fundamental en función de nuestra vida de obediencia, de servicio a otros, y de devoción a El.

Miren cuán gran amor nos ha otorgado el Padre: que seamos llamados hijos de Dios. Y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no Lo conoció a El. (1 Juan 3:1)

No solamente vemos que continúa…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/extremo.