‪La crianza: Una gozosa imposibilidad‬

Paul Tripp | March 16, 2015


Eran las once en punto de un domingo por la noche. Salía exhausto y abrumado del estacionamiento del supermercado. Después que dejamos a nuestros cuatro hijos en la cama, mi esposa Luella había descubierto que no teníamos nada en casa para que se llevaran de comida al colegio al día siguiente. Con una actitud que no podría ser descrita como de alegría, entré al carro e inicié la búsqueda nocturna de comida. Mientras esperaba a que cambiara el semáforo para salir del estacionamiento y dirigirme a casa, reaccioné. Parecía como si me hubieran dado un trabajo imposible de hacer; había sido elegido para ser el padre de cuatro hijos.

‪Es humillante y un poco vergonzoso admitirlo, pero estaba sentado en mi coche soñando en cómo sería ser soltero. No, en realidad yo no quería dejar a Luella y a mis hijos; pero la paternidad parecía abrumadora en ese momento. Me sentí como si no quedara nada más que enfrentar al día siguiente, aparte de mil batallas entre hermanos, mil encuentros de autoridad, mil recuerdos, mil advertencias, mil correcciones, mil momentos de disciplina, mil explicaciones, una y mil veces de hablar sobre la presencia y la gracia de Jesús, una y mil veces ayudar a…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/la-crianza-una-gozosa-imposibilidad.