La suposición que no podemos permitir

| January 22, 2015


Terminamos otro año de estudio bíblico de mujeres el martes pasado: 11 semanas en las epístolas de Juan y 11 semanas en Santiago. 54 iglesias distintas fueron representadas en nuestra inscripción de este año. Un par de miles de mujeres más descargaron los podcasts en todo el país. En la clausura fui inundada con cartas y correos electrónicos de los participantes expresando su gratitud, reflexionando en lo que habían aprendido, y, casi uniformemente, pronunciando una confesión que he escuchado tantas veces que ya no me sorprende. Todavía vacilo entre gozo y desaliento al leer la confesión en la tarjeta después de la hermosa tarjeta de agradecimento. Todavía vacilo entre celebración y tristeza cada vez que aparece en mi bandeja de entrada. Todavía vacilo entre gratitud y frustración cada vez que me lo dicen. Su confesión es la siguiente:

He estado en la iglesia por años, y hasta ahora nadie nunca me había enseñado a estudiar mi Biblia.

Recuerdo confesarme lo mismo hace casi 20 años. Es gratificante saber que nuestros esfuerzos en el estudio bíblico de mujeres de nuestra iglesia para ayudar a las mujeres a que conozcan la Biblia están cambiando la forma en que estas entienden a su…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/la-suposicion-que-no-podemos-permitir.