Legado | Reflexión

José Mendoza | October 21, 2016


1 Crónicas 28 – 29   y   Mateo 5 - 6

Pero ¿quién soy yo y quién es mi pueblo para que podamos ofrecer tan generosamente todo esto? Porque de Ti proceden todas las cosas, y de lo recibido de Tu mano Te damos.

(1 Crónicas 29:14)

Leía hace unos días atrás el caso de un anciano que secretamente le dejó a organizaciones de caridad más de un millón de dólares como herencia. Lo sorprendente es que sus familiares nunca se percataron de la fortuna que su solitario pariente había acumulado con los años. Lo malo para ellos fue que no les dejó ni un solo centavo. Leí también por allí que Bill Gates había mencionado que no dejaría a sus hijos toda su fortuna, sino sólo una pequeña cantidad para que ellos puedan reconocer el valor de conseguir las cosas por sí mismos. Pero también leí de una señora inglesa que dejó una pequeña fortuna a sus gatos para que sean mantenidos por sirvientes hasta sus muertes. Todas estas historias nos muestran que en función de legados nadie ha dicho la última palabra. Pero más allá de estos datos curiosos, ¿qué les podemos dejar como herencia a los nuestros?

Mi…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/legado-reflexion.