Moradas | Devocional

Juan Gómez | May 9, 2016


“¡Cuán preciosas son Tus moradas, Oh SEÑOR de los ejércitos!”, Salmos‬ ‭84:1‬.

Los tiempos de enfermedad son muy difíciles. De por sí uno se encuentra debil físicamente; cansado quizá por no haber dormido bien y en ocasiones con fiebre. Estos afectan nuestra percepción de las cosas.

Si agregamos a esto las circunstancias externas de estar solo por largo tiempo porque los demás se van a la escuela, trabajo o iglesia, las horas se llegan a sentir interminables. Y luego si agregamos a esta “combinación perfecta” el aspecto espiritual de pensamientos, ideas, y recuerdos de reclamos, acusaciones y criticas, etc.

En medio de este asalto a nuestra vida emocional, física y espiritual que es imprescindible a lo largo de esta “noche oscura” hablar a nuestra alma las verdades del evangelio. Es mantenernos firmes en nuestras convicciones, realidades, beneficios e implicaciones de estar “en Él”, independientemente de nuestros pensamientos o sentimientos, y ajustándolos a la realidad objetiva de Su Palabra.

Por eso el salmista en otro lugar dice, “¿Por qué te abates, alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios, porque aún he de alabarlo, ¡salvación mía y Dios mío!”
(‭‭Sal. ‭42:5‬).

En ambos salmos, el salmista recuerda la bendición de la…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/moradas-devocional.