Mujeres que leen

Ana Ávila | February 4, 2016


Muchos consideran que la lectura es como cualquier otro pasatiempo: pintar, ir al cine, escuchar música, etcétera. Si te gusta hacerlo, qué bueno, pero si no… es que simplemente no es lo tuyo y no tiene nada de malo. Pero no es así. Creo firmemente que todo cristiano debe ser un buen lector. Que toda mujer cristiana debe ser una buena lectora.

¿Por qué? Primero que nada, Dios se nos revela a través de un libro. Pudo haberlo hecho de cualquier otra manera, pero eligió darse a conocer por medio de la palabra escrita. Para el nacido de nuevo, la lectura (de la Biblia, primera y principalmente) debe convertirse inmediatamente en algo fundamental. Por supuesto, esto es mucho más que adquirir mero conocimiento intelectual. Se trata de intimidad; de una relación. Pero no se puede alcanzar esa comunión, la vida eterna de la que Jesús habla en Juan 17:3, si no existe ese ejercicio intelectual previo, donde leemos la Palabra, la meditamos y la comprendemos poco a poco. Bien puede haber conocimiento sin comunión, pero no puede haber comunión sin conocimiento.

Quien que no lee, siempre dependerá de otras personas para conocer a Dios. Podrá escuchar acerca de Él, pero no…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/mujeres-que-leen.