Negocios, relaciones y personalidad | Reflexión

José Mendoza | October 28, 2016


2 Crónicas 1 – 5:1   y   Mateo 7 - 8

Entonces Salomón envió un mensaje a Hiram, rey de Tiro, diciendo: “Haz conmigo como hiciste con mi padre David, enviándole cedros para edificarle una casa donde habitar.

(2 Crónicas 2:3)

No hay duda que para realizar buenos negocios no sólo se necesitan buenos conocimientos de finanzas, ingeniería o economía. Los gigantes de los negocios son más que una fría computadora financiera que viste de traje y corbata. Basta leer de ellos en las crónicas periodísticas como para descubrir que tienen personalidades carismáticas, son excelentes diplomáticos y saben hacerse de un equipo de trabajo que les ayuda a concretar sus sueños más osados.

Salomón no sólo era un excelente gobernante, sino también un hombre de negocios excepcional (no olvidemos que era judío). Creo que cualquiera de nosotros debería tomar nota de algunas de las características de este hombre no solo para lograr la excelencia en el mundo de los negocios, sino también para entender que no hay nada que escape a la soberanía y el control de Dios en nuestras vidas.

Hagamos un ejercicio imaginario y sentémonos con Salomón a tomar un café y dejemos que nos aconseje:

“Veo que estás…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/negocios-relaciones-y-personalidad-reflexion.