Ocho señales para reconocer a un miembro bravucón en la iglesia

Thom Rainer | October 12, 2016


“Te aprecio mucho pastor, pero quiero que te despidan”.

Hace algunos meses escribí acerca de los miembros bravucones (bullies) en la iglesia. La publicación se enfocó en el daño que producen y los problemas que crean. Muchos líderes se identificaron con el artículo.

Pero algunos me dijeron que el tema ya se había abordado en varias ocasiones y que el daño era irreparable.

Cito una petición que se me hizo: “Thom, actualmente estoy enfrentando a un miembro de la iglesia abusivo. Quiere que me despidan. Nunca me imaginé que pasaría algo así. ¿Cómo podemos reconocer a los bravucones antes de que ocasionen daños irreparables?”.

Lo entiendo. Una cosa es establecer lo que es evidente: las características de un abusador. Sin embargo, reconocer las primeras señales de alerta para evitar que nos sorprenda es otra cosa. He aquí ocho señales de advertencia:

  1. Ellos son los primeros en decirte lo mucho que te aprecian. Y continuarán apreciándote siempre y cuando tú continúes haciendo lo que ellos quieren.
  2. Tienen personalidades fuertes, tienden a ser ruidosos; intervienen frecuentemente en las reuniones; pueden ser bulliciosos y les gusta dominar las conversaciones.
  3. Son muy tercos, y si difieres de sus opiniones, tú serás su próximo blanco.
  4. No…

To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/ocho-senales-para-reconocer-a-un-miembro-bravucon-en-la-iglesia.