Pensando en tercios

Jamie Brown | June 9, 2016


Hay pocas responsabilidades que un líder de adoración debe tomar más en serio que la elección de canciones a cantar en su congregación. En las palabras del teólogo Gordon Fee, “muéstrame las canciones de una iglesia y te voy a mostrar su teología”. Con siglos de canciones antiguas y una biblioteca cada vez mayor de canciones nuevas de las que podemos elegir, ¿cómo se supone que un líder de adoración va a priorizar qué poner en los labios de la congregación?

He encontrado que es útil pensar en tercios. Visualiza cada una de estas terceras partes como una rebanada de un pastel. El tamaño de cada rebanada va a cambiar dependiendo de su propio contexto, cultura, e incluso el servicio y/o lugar en particular. Pero un repertorio sano, con el objetivo de moldear la teología cantada de la congregación de una manera equilibrada, por lo general se basará en estos tres tercios.

Lo antiguo


Cada iglesia debe tener una lista de por lo menos 20-30 himnos antiguos que sus miembros puedan cantar. ¿Por qué? Porque no queremos caer en lo que CS Lewis describe como “prepotencia cronológica”, una trampa que atrapa a demasiados líderes de adoración, haciéndonos pensar que lo más…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/pensando-en-tercios.