Por qué la controversia es ocasionalmente necesaria

Albert Mohler | March 7, 2016


Hace muy poco vi como una madre joven actuó con rapidez y decisivamente para poner fin a una disputa entre dos niños en edad preescolar. Ella actuó con rectitud y con mucha eficacia, y luego se volvió hacia sus dos detenidos y les impuso la ley diciendo: “Nunca está bien pelear”.

Lo siento mamá, entiendo lo que estaba tratando de hacer, pero esa instrucción moral no les va a servir para bien a esos muchachos a medida que crecen hacia la madurez. Su desafío será que tendrán que aprender a distinguir cuando es aceptable el luchar —y el cómo— tal y como la Biblia manda: pelear la buena batalla de la fe.Lightstock

Controversias en la iglesia

¿Qué hay con la iglesia? ¿Es correcto que los cristianos y las iglesias participen en controversias? Por supuesto, la respuesta es sí. Hay momentos en que los creyentes están divididos por cuestiones serias y consecuentes, y la controversia es un resultado inevitable. La única manera de evitar todo tipo de controversia sería considerar que nada de lo que creemos es suficientemente importante como para defenderlo y que no hay verdad demasiada costosa para comprometer.

Sabemos que Cristo se preocupa profundamente por la paz de…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/por-que-la-controversia-es-necesaria-en-ocasiones.