Razones fundadas | Reflexión

José Mendoza | January 15, 2016


1 Samuel 13 - 14 y 2 Tesalonicenses 2 - 3

Pero Samuel dijo: “¿Qué has hecho?” Y Saúl respondió: “Como vi que el pueblo se me dispersaba, que tú no llegabas dentro de los días señalados y que los Filisteos estaban reunidos en Micmas, me dije: ‘Ahora los Filisteos descenderán contra mí en Gilgal, y no he implorado el favor del Señor.’ Así que me vi forzado, y ofrecí el holocausto”.

(1 Samuel 13:11-12)

En algunas ocasiones la razón no tiene méritos suficientes para garantizar la cabalidad de ciertos actos. Hay oportunidades en que es necesario “enfundarla” en motivos más sólidos o pertinentes que consoliden sus observaciones.  Sin embargo, muchas veces las razones fundadas lo único que hacen es llenar de justificaciones lo injustificable o, como dicen por allí, es tratar de defender lo indefendible.

Dos ejemplos: En una ocasión leí en un periódico el caso de un joven de origen muy humilde que por sus calificaciones escolares no podía entrar a la carrera y a la universidad que deseaba. En lugar de deprimirse, se matriculó en una escuela de recuperación y volvió a cursar los últimos dos años de secundaria, logrando excelentes calificaciones. Dio la prueba de ingreso a la…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/razones-fundadas-reflexion.