Sin-vergüenza | Reflexión

José Mendoza | March 4, 2016


2 Samuel 4 - 6 y Filemón

David y toda la casa de Israel se regocijaban delante del Señor con toda clase de instrumentos hechos de madera de abeto, y con liras, arpas, panderos, castañuelas y címbalos.

(2 Samuel 6:5)

Si hay un tema que se ha convertido en uno de verdadero mal gusto, es el de la religión. Artistas, intelectuales, modelos, y todo el que se precie de ser ‘algo’ en nuestra sociedad contemporánea le hace el quite al tema religioso y a todos sus derivados. “Es algo tan privado”, “genera demasiadas controversias”, “no me gusta nada que suene a intolerante”, son algunas de las respuestas inmediatas al tema en mención. Soltar el asunto religioso en una conversación distendida puede generar un tremendo silencio sepulcral y que todos nos miren con cara de loco fanático.

Como yo soy pastor, no hay reunión a la que no sea invitado en la que no me pongan el titulo religioso por delante. “¡Llegó el pastor!”, le gritan a todo el mundo. Y por supuesto, después que la gente sabe a que me dedico, empiezan a auscultarme con la mirada, y yo empiezo a sentirme como un verdadero marciano que no puede ocultar…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/sin-vergueenza-reflexion.