Solo necesitas obedecer

Steven Lawson | March 18, 2016


¿Puedes imaginarte a una pareja cristiana orando seriamente sobre vivir juntos antes de casarse? ¿Puedes imaginar a una mujer joven que profesa a Cristo que considere orar por si debe o no casarse con un incrédulo? ¿Podrías imaginar a un hombre de negocios cristiano orando sobre si debe decir la verdad en una transacción? Cuando la Palabra de Dios es tan clara, orar para discernir la voluntad de Dios se convierte en una excusa muy conveniente —e incluso una estrategia prolongada— para evitar hacer lo que ordena la Escritura.

Muchos de los que profesan a Cristo hoy en día enfatizan una visión equivocada de la gracia, que la convierte en un pase libre para hacer lo que les plazca. Trágicamente, se han convencido a sí mismos de que la vida cristiana puede ser vivida sin ningún vínculo obligatorio a la ley moral de Dios. En esta distorsión de la híper-gracia, la necesidad de la obediencia ha sido castrada. Los mandamientos de Dios ya no están en el asiento del conductor en la vida cristiana, sino que han sido relegados al asiento de atrás, si no es que hasta el baúl —como un neumático de repuesto— para ser utilizado solo en casos de emergencia…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/solo-necesitas-obedecer.