Tomemos el pecado en serio

Andres Birch | June 2, 2015


El pecado casi ha desaparecido del vocabulario de la gente. A fin de cuentas, se trata de un concepto religioso que relaciona lo que está mal con Dios. Entonces, si no creo en Dios, si no me va la religión y si lo que antes se consideraba bueno o malo ahora ha salido del filtro de la relativización un tono gris de difícil definición, seguir hablando del pecado parece hasta ridículo.

Claro, los cristianos siguen hablando del pecado, ¿verdad? Bueno, tal vez sigan hablando de él, pero ya no lo toman tan en serio como antes. La verdad es que el pecado ya no parece tan grave, ni su paga tan mortal, ni la salvación de él tan maravillosa, ni la vida sin él tan apetecible.

Pero, en el rompecabezas de la teología cristiana, la pieza que corresponde a la doctrina del pecado es tan esencial, tan clave, que sin ella, conseguir terminar el rompecabezas resulta imposible. O, para cambiar de metáfora, si no tomamos en serio lo que enseña la Biblia sobre el pecado, todo el edificio de la verdad se viene abajo.

  1. Si no tomamos en serio lo que enseña la Biblia sobre el pecado, tendremos una idea


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/tomemos-el-pecado-en-serio.