Tragedias y cía | Reflexión

José Mendoza | August 19, 2016


2 Reyes 18 - 20   y   Apocalipsis 9 - 10

(Ezequías) Hizo lo recto ante los ojos del Señor, conforme a todo lo que su padre David había hecho…Ezequías confió en el Señor, Dios de Israel. Después de él, no hubo ninguno como él entre todos los reyes de Judá, ni entre los que fueron antes de él.

(2 Reyes 18:3,5)

¿Por qué le pasan cosas malas a personas buenas? puede ser una pregunta que sólo genere más interrogantes o meras respuestas emocionales sin mayor fundamento. No hay nadie que esté vacunado contra el dolor, la tragedia, la angustia y la pérdida, y aún más, es también cierto que nunca la paz o prosperidad absoluta han sido buenas compañeras. Una dosis de desdicha siempre le provee al alma la fortaleza y la entereza que tanto le hace falta.

Podríamos decir que el rey Ezequías era una buena persona a pesar de sus circunstancias. Su padre, Acaz, no le había dejado un muy buen ejemplo, pero él desde muy joven “... se apegó al Señor; no se apartó de El, sino que guardó los mandamientos que el Señor había ordenado a Moisés” (2 Re. 18:6). Él estaba decidido…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/tragedias-y-cia-reflexion.