Tres peligros de predicar en la era digital

Trevor Laurence | September 29, 2016


Nuestra relación con la cultura es de reciprocidad, de formación mutua. Los aparatos, tecnologías, y redes importantes que hacemos abren nuevas oportunidades, vuelven comunes las nuevas expectativas, y dan a luz nuevas presiones. En general somos inconscientes de estas presiones, pero son poderosamente formativas. Creamos cultura, y la cultura, a la vez, nos crea.

Como una pequeña ilustración, considera el efecto del correo electrónico en el trabajo. Podemos comunicarnos instantáneamente desde cualquier lugar en una manera eficiente y coordinada (oportunidades). Esta habilidad eleva la valla de lo que sentimos que deberíamos lograr, refuerza nuestro sentido de control sobre nuestras vidas e introduce nuevos códigos de comportamiento (expectativas). Pero también hay presiones: la obligación a responder inmediatamente, la culpa de no estar disponible, los sentimientos de impotencia y soledad cuando estamos desconectados, la sensación persistente de que en verdad no estamos fuera del trabajo. Después de todo, las cosas no son tan simples.

Una parte integral del ministerio involucra ayudar a los cristianos a reconocer cómo nuestra cultura nos está formando, para que así intencionalmente busquemos una formación moldeada por el evangelio en la cultura que nos toca vivir. Los pastores debemos preguntarnos: “¿Cómo puedo ayudar a la iglesia a discernir las fuerzas de nuestra cultura?”. También debemos…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/3-peligros-al-predicar-en-una-era-digital.