Un par frases que quisiera que los predicadores dejaran de decir tan a menudo

Erik Raymond | October 15, 2016


Las palabras importan. Comunican tanto el qué y el cómo estamos pensando. ¿Consideramos cuidadosamente la manera en qué y cómo decimos las cosas?

En este artículo particularmente me estoy refiriendo a los pastores, o los que enseñan la Biblia regularmente. ¿Ha considerado cuidadosamente lo que está diciendo y cómo lo está diciendo?

Sabemos que esta examinación no es una pérdida de tiempo. La Biblia nos dice que todos daremos cuenta de lo que decimos (Mt. 12:36). Por otra parte, Santiago escribe que los que enseñan la Palabra de Dios incurrirán en un juicio más severo (Stg. 3:1). Por lo tanto, es importante que aquellos de nosotros que enseñamos la Biblia demos cierta consideración a lo que decimos y a la manera en que lo estamos diciendo.

Reciente aumento en la predicación autoreferencial

En los últimos años me he dado cuenta de un aumento en un par de frases de predicadores y maestros. No quiero ir tan lejos como para marcarlos como insultos homiléticos, pero lo que sí quiero hacer es dibujar un círculo alrededor de estas frases y preguntar por qué es que las estamos diciendo mucho. Estas dos frases son “yo creo” y “yo siento”.

Déjenme explicarlo: Supongamos que alguien está predicando en Colosenses…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/un-par-frases-que-quisiera-que-los-predicadores-dejaran-de-decir-tan-a-menudo.