Vigas | Reflexión

José Mendoza | September 2, 2016


2 Reyes 2:31 – 25   y   Apocalipsis 13 - 14

Joaquín tenía dieciocho años cuando comenzó a reinar, y reinó tres meses en Jerusalén. El nombre de su madre era Nehusta, hija de Elnatán, de Jerusalén. Hizo lo malo ante los ojos del Señor, conforme a todo lo que había hecho su padre.
En aquel tiempo los siervos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, subieron a Jerusalén, y la ciudad fue sitiada.

(2 Reyes 24:8-10)

Hace unos años vi unas imágenes de un noticiero que se quedaron grabadas en mi mente. Con consternación vi como se derrumbaba el edificio de un local de fiestas en Jerusalén filmadas por un video casero. La pantalla nos mostraba una amena fiesta particular con gente bailando y conversando animadamente hasta que de repente el piso se desplomó con un gran estruendo. Una gran grieta y polvo fue lo único que quedó un segundo después del desastre. En mi retina quedó la imagen de una mujer vestida de azul que bailaba sola mirando indirectamente la cámara sin ninguna preocupación, hasta que el piso se abrió bajó sus pies. El dueño del negocio afirmó que había sacado algunas vigas del edificio de cuatro pisos para aumentar la…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/vigas-reflexion.