10 errores que se deben evitar cuando se habla de la santificación y el evangelio

Kevin DeYoung | August 6, 2014


Con la gran cantidad de libros y publicaciones de blog que existen acerca de la ley y el evangelio, acerca de la gracia y el esfuerzo, acerca de las buenas nuevas de esto y la malas de aquello, está claro que los cristianos todavía están luchando con la doctrina de la santificación progresiva. ¿Pueden los cristianos hacer algo realmente bueno? ¿Podemos agradar a Dios? ¿Deberíamos intentarlo? ¿Hay un lugar para luchar en la vida cristiana? ¿Puede Dios decepcionarse con el cristiano? ¿Demanda algo el evangelio? Estas son buenas preguntas que requieren una gran cantidad de matices y precisión para responder bien.

Afortunadamente, no tenemos que reinventar la rueda. Las confesiones y catecismos reformados de los siglos XVI y XVII proporcionan respuestas para todas estas preguntas. Para aquellos de nosotros que se suscriben a las Tres Formas de Unidad o a los Estándares de Westminster,  tenemos el deber de afirmar, enseñar y defender lo que enseñan nuestros documentos confesionales. Para aquellos fuera de estas tradiciones confesionales, todavía hay mucha sabiduría que se puede obtener al comprender lo que los cristianos han dicho sobre estos asuntos a través de los siglos. Y lo más importante es que estos estándares se basaron conscientemente en textos específicos de las Escrituras. Podemos aprender mucho de lo que…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/10-errores-que-se-deben-evitar-cuando-se-habla-de-la-santificacion-y-el-evangelio.