3 cosas que todo nuevo discípulo necesita

Jeanine Martínez | September 14, 2015


Discipulado. Es una palabra muy utilizada en muchos medios cristianos. En otros no es tan utilizada y ha sido reemplazada por “enseñanza” en general, y con un rango diverso de definiciones en el espectro. Por su parte, en la Biblia podemos ver una aproximación más personal en el ejemplo de Jesús y sus discípulos, e incluso con Pablo y algunos de sus “hijos espirituales”.

En mis años de adolescencia, mientras asistí a un taller de discipulado y liderazgo juvenil, recuerdo algo que dijo el predicador y que siempre quedó en mi mente. Probablemente era una cita de otra persona, pero eso no minimizó su impacto: “Ser testigos de un nuevo nacimiento y no discipular a un nuevo creyente es como ver nacer a un bebé y dejarlo morir de inanición”. Extremo, pero cuánta verdad.

Discipulado para toda la vida

Mateo 28:19-20 incluye explícitamente el mandato a “hacer discípulos”. Cristo nos dice cómo hacer esos discípulos: “bautizándoles… enseñándoles que guarden todas las cosas que les he mandado”. Si observamos atentamente no solo lo que Cristo enseñó, sino también cómo enseñó a sus discípulos en la vida diaria –al levantarse, al orar, al retirarse, al descansar– veremos que no solo les…


To read the rest of this article, visit http://thegospelcoalition.org/coalicion/article/3-cosas-que-todo-nuevo-discipulo-necesita.