3 razones por las que la predicación legalista no funciona

David Prince | July 1, 2016


El legalismo es el esfuerzo de hacer buenas obras, separadas de la fe, en un intento por ganarse el favor y bendición de Dios. El moralismo es el intento de obedecer o imponer los mandamientos éticos de la Biblia separados del evangelio de Jesucristo. Muchas de las predicaciones en las iglesias cristianas son simplemente una colección de moralismos legalistas. Graeme Goldsworthy sugiere que la razón por la cual este enfoque en la predicación es prevalente y popular es porque “todos somos legalistas de corazón” (Preaching the Whole Bible as Christian Scripture [Predicando toda la Biblia como escritura cristiana], 118). Tanto predicadores liberales como conservadores suelen abrazar la misma metodología moralista, aunque desde direcciones y visiones morales opuestas. El objetivo de mucha de las predicaciones tanto en iglesias liberales como conservadoras es hacer de buenas personas un poco más buenas, pero nunca funciona.

La predicación moralista y legalista exacerba el pecado en vez de matarlo. Considera algunas razones por qué esto es así:

1. La predicación legalista alimenta la carne

Ninguna verdad de la Escritura supone ser entendida de forma aislada. Es posible predicar tan solo afirmaciones de la Escritura y, aun así, extraviar a los oyentes. Cuando los imperativos éticos…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/3-motivos-por-las-que-la-predicacion-legalista-no-funciona.