4 argumentos a favor de la diversidad musical

Gabriel ReyesOrdeix | September 7, 2016


Un misionero norteamericano entra en una pequeña comunidad en la selva ecuatoriana. Unas semanas después, su obra da fruto y junto a un grupo de 10 nuevos creyentes se reúnen en su primer servicio dominical. Claramente, la predicación tiene que ser entregada en el idioma de la comunidad, pero ¿cómo debe adorar esta nueva congregación? ¿Deben cantar himnos tradicionales norteamericanos o canciones con un estilo más familiar a la cultura? ¿Qué instrumentos deben utilizar? ¿Un órgano o instrumentos propios de la cultura?

La vida cristiana gira alrededor de la adoración; la forma en la que nos acercamos a ella domingo a domingo dice mucho acerca de nuestro conocimiento de Dios, de cómo vivimos personalmente, y de qué creemos como iglesia. Aunque la adoración no es solo música, la música es uno de los medios por los cuales el Señor nos ha instruido que le adoremos en el marco del servicio dominical. Los salmos dan amplio testimonio de esto, igual como Colosenses y Efesios.

Diferentes iglesias, en diferentes países, adoran de diferentes maneras. ¿Hay solo una forma correcta? Muchos decimos que ‘no’ con la boca, pero ‘sí’ con la forma en la que adoramos en la iglesia.

La adoración no es solo música

Lo primero que debemos entender es que la adoración no es un concepto…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/4-argumentos-a-favor-de-la-diversidad-musical.