Cómo Dios rompió mi adicción a ser “una buena persona”

Christine Hoover | September 21, 2015


Yo viví según “el evangelio de ser una buena persona” por demasiado tiempo. Pero Dios me buscó. Él utilizó a varias personas para mostrarme mi adicción a ser una “buena persona” y para mostrarme tanto Su verdadera naturaleza como la verdad de lo que había hecho por mí en la cruz. Usó a mi marido más que nadie.

A un año después de habernos casado, Kyle y yo tuvimos una discusión que cambió nuestras vidas. Le grité sobre algo insignificante y en lugar de devolverme el ataque, solo salió con calma de la habitación. Tan pronto como se había ido, me sentí avergonzada. ¿Por qué me había puesto tan furiosa por algo de tan poca importancia? ¿Por qué elegí ofender a mi marido de esa manera? Con el rabo entre las piernas, me acerqué a él.

“Lo siento”, le dije, rogando con mis ojos para que me liberara de lo que había hecho.

“Te perdono”, dijo, y lo dijo de corazón. Hasta sonrió cuando lo dijo.

”¿Eso es todo?”, pensé. ”¿No era necesaria una penitencia, ni una cara de reprobación, ninguna ley del silencio, ninguna acción que me avergonzara, nada? …


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/como-dios-rompio-mi-adiccion-a-ser-una-buena-persona.