‪Cómo quejarse sin murmurar ‬

Jon Bloom | September 16, 2015


Cuando nos quejamos, es con frecuencia algo malo. Pero reclamar no es necesariamente malo. Hay una manera fiel (con fe) de quejarse y una manera infiel (sin fe) de quejarse.

‪La Biblia a menudo se refiere a quejas sin fe como murmuraciones y nos advierte en contra de eso (Números 14: 26-30; Juan 6:43; Filipenses 2:14; Santiago 5:9). Cuando gruñimos en quejas directas o indirectas, declaramos que Dios no es lo suficientemente bueno, fiel, amoroso, sabio, poderoso, o competente. De lo contrario, él nos trataría mejor o manejaría el universo de una manera más efectiva. Quejarse sin fe es pecaminoso porque acusa a Dios de hacer el mal.

‪Pero quejarse fielmente no impugna a Dios con despropósito. Más bien, es una honesta expresión de queja de lo que se siente al experimentar la dificultad, la angustia, y el dolor de vivir en este mundo caído (Romanos 8:20-23). A Dios no le molestan este tipo de protestas. De hecho, nos  anima a que lo hagamos: y nos enseña cómo hacerlo en la Biblia.

‪“Con mi voz clamo al Señor; con mi voz abogo por la misericordia del Señor. Derramo mi queja ante El; digo mi problema ante El”, Salmo 142:1-2.

‪¿Cuál es la manera en la que


To read the rest of this article, visit http://thegospelcoalition.org/coalicion/article/como-quejarse-sin-murmurar.