El funeral que más temía

Hershael York | December 1, 2015


Esta mañana voy a predicar en el funeral de mi suegro.

Durante 32 años de matrimonio, me horrorizaba esta terrible tarea porque él no era creyente. No quería saber nada de Cristo o del evangelio. Oramos por él, le testificamos, mandamos a otros a hablarle. Incluso, hace cinco años lo llevamos a Manaus, Brasil para ir a pescar tucunaré (pavón), pero con la intención real de compartir a Cristo todo el viaje. Nos confabulamos, cooperamos y conspiramos por su alma.

En Manaus asistimos a la “Nova Igreja Batista”, donde nuestros amigos David y Pennie Hatcher sirven, y nos alojamos en su casa. Ellos y todos los miembros de Nova se convirtieron en co-conspiradores en nuestro plan redentor.

Nunca olvidaré estar sentado en la primera fila de su enorme santuario, rodeado de miles de brasileños saltarines adorando y alabando a su Salvador, con sonrisas radiantes de sus rostros. Gene, mi suegro, solo reconoció una palabra que cantaban una y otra vez: Jesús. Miró a Tanya mi esposa y le dijo: “Estas personas realmente creen lo que están cantando”. Ella aprovechó la oportunidad para decirle que Él había cambiado sus vidas y por eso cantaban con tanto fervor.

Cuando regresamos a Kentucky, nuestra sobrina nos recibió en…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/el-funeral-que-mas-temia.