El Mundial y la lengua

José Mercado | July 11, 2014


Uno de los problemas principales para el cristiano es el dividir su vida entre lo secular y lo sagrado. El domingo en la iglesia levantamos las manos cantando y adorando a Dios, mientras que el resto de la semana, dependiendo del contexto, usamos nuestra lengua para hacer cosas que no le agradan a Dios. Santiago nos dice que debemos de ser constantes con el uso de nuestra lengua:

Santiago 3:9-12: “Con ella bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a la imagen de Dios. De la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. ¿Acaso una fuente echa agua dulce y amarga por la misma abertura? ¿Acaso, hermanos míos, puede una higuera producir aceitunas, o una vid higos? Tampoco la fuente de agua salada puede producir agua dulce.

Pienso que el uso correcto de nuestras palabras es una de las áreas más descuidadas y de mayor problema entre los creyentes. Vivimos en un mundo donde los medios noticiosos ya no solo reportan las noticias, sino que pasan juicio sobre las mismas. Esa inclinación, cultural junto a nuestros corazones corrompidos, hace que usemos nuestras palabras para…


To read the rest of this article, visit http://thegospelcoalition.org/article/el-mundial-y-la-lengua.