Es más importante predicar la verdad que atacar lo falso

Eduardo Fergusson | October 10, 2014


Una de las bendiciones más grandes que estamos viendo en Latinoamérica es el resurgir del interés por las doctrinas bíblicas. Una y otra vez escuchamos y vemos  a personas hambrientas de la Palabra de Dios, cansadas del evangelio motivacional centrado en el hombre, y que han llegado por la gracia y bondad de Dios al conocimiento de la verdad. Esto es algo por lo que alabamos a Dios.

El otro lado de este resurgimiento es que han llegado algunas actitudes que muestran orgullo y arrogancia más que la gracia, misericordia y la humildad del evangelio. Parece que muchos de nosotros, cuando descubrimos estas verdades y nos maravillamos al notar que un velo ha sido quitado de nuestros ojos, logramos discernir el error con mucha más claridad que antes, pero de manera desesperada y casi olvidando cómo Dios actuó con nosotros, queremos forzar a los demás a que reconozcan que están en falsas iglesias siguiendo a falsos maestros. Sin darnos cuenta, nos vamos convirtiendo en cazadores de herejes, descuidamos la piedad mientras buscamos la última declaración de algún “apóstol” reconocido. Actuamos con burla delante de personas que aún no comprenden de qué les estamos hablando.

Un problema de raíz

Es necesario…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/es-mas-importante-predicar-la-verdad-que-atacar-lo-falso.