Joven, inquieto y…tonto

Darren Carlson | May 26, 2015


En 1997, el único lugar en línea para discutir ideas estaba en las salas de chat de MSN. Si los blogs hubiesen existido cuando conocí a Cristo, yo habría sido ese chico que escribe en las secciones de comentarios en MAYÚSCULAS PARA QUE ENTIENDAN MI PUNTO.

Me frustraba con las personas que no parecían tomar en serio su fe. Me enojaba con los padres de niños pequeños que siempre llegaban tarde. Me enojaba con las familias por no inscribirse en los estudios bíblicos. Me enojaba con los miembros de la iglesia por no asistir a la escuela dominical. Me enojaba con personas que tenían tiempo de creyentes por no conocer las cosas que yo acababa de aprender. Me enojaba con la juventud que hacía los mismos disparates que yo había hecho siendo un incrédulo. Y sin duda me enojaba si la gente no usaba la NVI. Hoy en día me hubiesen llamado un joven calvinista enojado. Lo único es que yo no sabía nada acerca de Juan Calvino o cualquier otra persona en el mundo Reformado. 

Luego me fui al seminario y mi compañero de cuarto me dio el apodo de “D el divertido”. Estaba frustrado con los profesores, los…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/joveninquieto-ytonto.