Lamento pero no pesimismo

Geron Morey | September 7, 2015


Mas allá de las valiosas enseñanzas y de las profundas verdades que nos dejaron los escritos de los apóstoles, hay otro aspecto en las páginas del Nuevo Testamento que también es de mucho valor para el pueblo cristiano. Me refiero a la honestidad que evidenciaron los escritores cuando hablaron de sus luchas, tristezas y frustraciones.  Al hacer esto, ellos nos demostraron que fueron hombres como nosotros. Como decía Santiago, eran personas sujetas a pasiones semejantes a las nuestras (Stg. 5:17). Es bueno, liberador y hasta esperanzador para los creyentes saber que los grandes hombres de la biblia también temieron, fracasaron y se indignaron como nosotros.

Pero lo llamativo es que al describir sus dificultades, ellos no solo lamentaban o mostraban preocupación por ciertas circunstancias, sino que concluían enfocándose en Dios, en la obra consumada de Cristo, y en los gloriosos beneficios de la cruz. Es decir, luego de reconocer las dificultades y sus miserias, podían hallar gozo y esperanza en la gracia de nuestro Señor Jesucristo.

Es como si estuviesen descendiendo en un hoyo profundo de lamento, pero luego recuperan la consciencia de la gracia de Dios en Cristo y comenzaran un repentino ascenso a las alturas de la…


To read the rest of this article, visit http://thegospelcoalition.org/coalicion/article/lamento-pero-no-pesimismo.