Libertad | Devocional

Juan Gómez | January 18, 2016


“Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” (Santiago 1:25, RVR95).

Somos en realidad llamados a mirar, a considerar detenidamente y con cuidado la perfecta ley, y luego Santiago aclara, que esta es la ley de la libertad.

Y es que esa ley original dada por Dios, aunque perfecta por Su origen y por revelar Su carácter, por otro lado, era inútil para proveernos la justificación necesaria a través de ella y para poder presentarnos delante de ese mismo Dios justo, perfecto y santo.

Sin embargo, la ley de la libertad, en otras palabras, el cumplimiento perfecto de esta ley por Jesús y en nuestro favor, es el evangelio, que es sin duda buenas noticias para nosotros sus beneficiarios.

Y es que entonces ahora somos llamados a considerar esta obra de Dios en nuestro favor, a intencionalmente buscar no olvidar esta obra de gracia, a perseverar y profundizar en su alcance y sus implicaciones, a aprender a atesorarla y valorarla por sobre todas las cosas ya que esto es lo que nos da la energía…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/libertad-devocional.