Lo largo o corto de los sermones: 4 claves para mantener la atención de tus oyentes

Hershael York | August 9, 2016


“¿Hasta cuándo, Señor?”.

Ese es un lamento que hace eco a través de los Salmos, y que vemos en Habacuc, es recurrente en Apocalipsis… y también impregna las mentes de los siervos agotados que obligatoriamente sufren por las predicaciones pastorales que van más allá de la efectividad y perseverancia. Una expresión de sufrimiento extremo y desconcierto no es la respuesta que un pastor espera recibir cuando predica después de una semana entera de preparación.

¿Qué tan largo debe ser un sermón?

Como profesor de predicación y pastor, me han hecho esa pregunta cientos de veces. Hoy, después de 35 años en el ministerio, tengo una respuesta definitiva: Puedes predicar tanto tiempo como mantengas la atención de la gente.

Obviamente (aunque hay excepciones), eso significa que algunos predicadores podrán predicar más tiempo que otros, no por mera habilidad natural, sino por su fidelidad a técnicas y prácticas bíblicas, las cuáles no se contradicen. Es más, van de la mano. Muchos predicadores se consuelan diciendo que sus iglesias están llenas de personas con comezón de oír, mientras otros se sienten orgullosos de que no juegan con la verdad, cuando en realidad todo lo que han hecho es predicar muy mal la Palabra de Dios.

Aunque esas situaciones en realidad existen —y…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/lo-largo-o-corto-de-los-sermones.