Los hijos pródigos

Steven Richards | August 21, 2015


Imagina una noche hace cientos de años en el medio oriente. Las personas morales y religiosas del momento no podían creer lo que sus ojos veían: un maestro y profeta respetado conviviendo con gente común, con gente impura. Este maestro, con su inevitable y misterioso magnetismo, rodeado de todo tipo de personas, contó la historia de un padre y dos hijos. El menor de los dos corrió con su herencia a un país lejano, traicionando el amor que le había mostrado su padre por toda una vida. El mayor se quedó físicamente cerca del padre, pero sus palabras demuestran que algo no estaba bien en su corazón.

El que huyó volvió después de perderlo todo, arrepentido y queriendo buscar un lugar en casa una vez más. Él no esperaba un gran recibimiento: sabía que no lo merecía. Él iba en busca de un trabajo, dependiendo de la misericordia del padre (Luc. 15:17-19). Pero este padre hizo algo radicalmente inesperado. Él salió a su encuentro y lo recibió con gracia y lágrimas de alegría. Lo recibió en base a su amor inmerecido y sin esperar nada a cambio más que su quebrantado regreso. Trabajo y disciplina jamás podrían compensar la traición…


To read the rest of this article, visit http://thegospelcoalition.org/coalicion/article/los-hijos-prodigos.