Pastor: Cuida tu corazón

| January 4, 2016


“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”, 1 Timoteo 4:16.

Ser un ministro de la Palabra de Dios y un pastor de la grey de Cristo es un privilegio inconmensurable. Se nos ha encomendado el bienestar y crecimiento de las almas de los escogidos de Dios que se reúnen en nuestra congregación local. Para ello, el estándar a llenar es demasiado alto: Cristo, el Pastor de las ovejas, es nuestro patrón de conducta y práctica. La exigencia moral, emocional, intelectual (¡y aun física!) sobre el pastor es impresionante.

¿Quiénes somos nosotros para creer que podemos emular la perfección de Cristo en el trabajo pastoral? El apóstol Pablo lo define muy bien:

Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús… Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros (2 Corintios 4:5, 7, énfasis añadido).

Somos “vasos de barro”, utensilios comunes en los cuales se ha depositado una excelencia que no nos tocaba manejar. La primera…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/pastor-cuida-tu-corazon.