‪Por qué algunos predicadores mejoran mientras que otros no

Hershael York | April 6, 2015


‪A menudo tengo que responder a la pregunta más extraña que alguien podría hacerle a un profesor de homilética (predicación): “¿Crees que la predicación puede ser enseñada?”. Siempre quiero responderles: “No, solo hago esto por amor al dinero”. Por supuesto, nunca lo hago, no solo porque es mejor no decir las cosas a lo sabelotodo, sino porque sé lo que quieren decir. En realidad no es una pregunta inapropiada.

‪Nadie niega que una clase de predicación y algunos consejos pueden ayudar a cualquiera a mejorar. Lo que cuestionamos es la posibilidad de que a alguien que no tenga un talento ni capacidad natural se le pueda enseñar lo suficiente hasta llegar a ser realmente bueno.

‪Durante los últimos 16 años me he sentado en un salón de clases de seminario escuchando sermones de estudiantes casi todos los días, y he oído todo tipo de sermones y todo tipo de nivel de predicadores. He visto muchachos tan nerviosos que tuvieron que parar para vomitar durante el sermón, y he estado tan conmovido por el sermón de un estudiante que sentí que me habían adentrado a la presencia del Cristo resucitado. He visto muchachos que, comparado con la primera vez que predicaron, no fueron mejores…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/por-que-algunos-predicadores-mejoran-mientras-que-otros-no.