Por qué soltería no es lo mismo que soledad

Sam Allberry | August 19, 2016


Fue uno de esos correos electrónicos que parten tu corazón.

Un amigo mío, que vive muy lejos, me contactó para contarme que estaba pasando por una lucha por comprender cómo el costo de la soltería, como cristiano, podría valer la pena. Hasta donde él podía ver, una relación ilícita sería “la única forma en la cual podría disfrutar de la íntima relación con la que he soñado toda mi vida”. Concluye, “no puedo imaginarme la aspereza de una vida sin alguien a mi lado”. A la luz de este déficit de intimidad, ¿cómo puede valer la pena la soltería?

Mi amigo no es el único. En mi propia familia de la iglesia, una de las mayores causas por las que las personas se alejan de Cristo ha sido el entrar en una relación ilícita, en especial mujeres cristianas con hombres nos creyentes. Muchas de ellas suponían que la vida en soltería no era viable. Ellas necesitaban intimidad.

Hoy en día, esta se ha vuelto una suposición incuestionable: la soltería —una soltería santa al menos— y la intimidad no son compatibles. La elección de ser célibe es la elección de estar solo. No nos sorprende que esto sea una gran carga para muchos…


To read the rest of this article, visit https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/por-que-la-solteria-no-es-lo-mismo-que-estar-solo.