Prosperidad | Devocional

Juan Gómez | July 4, 2016


“Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud”, 3 Juan 1:2.

En este pasaje vemos esta oración del apóstol Juan en favor de su amigo y compañero en el ministerio, Gayo. Es alguien, sin duda, cercano y para quién tiene las mejores intenciones.

Su deseo es, dice el versículo, que sea “prosperado en todas las cosas”. Hoy en día hablamos muy negativamente de la prosperidad en nuestra vida de fe y con mucha razón. Sin embargo, esta no es necesariamente mala si no está desconectada de los siguientes puntos del mismo versículo. Y es que también depende como definimos la prosperidad y lo que esperamos ésta nos dé en cuanto a nuestra seguridad, nuestro propósito, valor y felicidad. Aun así, el deseo del apóstol es que su amigo tenga éxito y prosperidad en toda área de su vida. Qué tenga, en otras palabras, una vida balanceada.

Precisamente, el apóstol desea a continuación que tenga “salud”. Y es que de qué sirve tener prosperidad en todas las cosas si uno no tiene salud o si se ha conseguido esa prosperidad a costa de sacrificar nuestra salud. Esto en realidad estaría reflejando una…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/prosperidad-devocional.