Prosperidad en el Antiguo, ¿persecución en el Nuevo?

José Mercado | February 23, 2016


No me considero un erudito académico. Sin embargo, como pastor es importante tener un conocimiento sólido de la Biblia para poder enseñar fielmente lo que ella enseña. Parte de esta responsabilidad —y uno de los mayores retos hermenéuticos con que se enfrenta todo creyente— es saber cómo interpretar correctamente el Antiguo Testamento a la luz del Nuevo.

El Antiguo Testamento apunta hacia el Mesías por venir y por ende todos sus libros se tratan de Cristo (Lc. 24:27, He. 10:1). Aunque es una realidad que la salvación en ambos lados de la cruz es por la gracia de Dios por medio de Cristo, también se ven manifestadas las diferencias en la forma que Dios se relacionaba con Su pueblo antes y después de Cristo. Podemos mencionar aspectos como la circuncisión, el bautismo, la Pascua, la Cena del Señor, el Día del Señor, y otros más.

Bendiciones y promesas

Uno de los aspectos que trae más confusión es el tema de bendiciones materiales. Podemos encontrar varios textos en el Antiguo Testamento que atan la bendición de Dios con cosas materiales. Por ejemplo, Jeremías 32:41 dice,

Me regocijaré en ellos haciéndoles bien, y ciertamente los plantaré en esta tierra, con todo mi corazón y…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/bendecidos-en-el-antiguo-testamento-perseguidos-en-el-nuevo.