Tengo Parkinson y estoy en paz

Wayne Grudem | January 8, 2016


Wayne Grudem ha sido mi amigo durante más de 45 años. Hemos pasado por muchas cosas juntos, en los estudios y en la vida familiar. Cuando ayer hablé con él para ver cómo estaba, me dijo, “La última vez que miré, Romanos 8:28 todavía estaba en la Biblia”. Sonreí, y le dije: “Has hecho un buen trabajo al editar la traducción ESV (English Standard Version). Gracias por no haberlo sacado”. Cuando las raíces son tan profundas, como sucede entre Wayne y yo, la risa es el fruto de un gozo indomable. Unámonos en oración para que Dios sane el cuerpo, mantenga la fe, y dé la fuerza a Wayne, para ese trabajo que él cree que todavía está llamado a hacer. Le preguntamos si podíamos hacerte saber a ti, amigo lector, acerca de esa carta que él había enviado a algunos amigos. Gracias, Wayne.

- John Piper

 

El miércoles pasado fui a mi médico familiar con algunos síntomas desconcertantes, y él sospechó de la enfermedad de Parkinson. Me refirió a un neurólogo, y el viernes ella confirmó que definitivamente tengo Parkinson.

Este es un trastorno neurológico progresivo para el que no se conoce ninguna cura, aunque existen medicamentos que alivian los…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/tengo-parkinson-y-estoy-en-paz.