Trece pasos prácticos para matar el pecado

John Piper | January 27, 2016


Es a la vez un alivio y un dolor en el corazón saber que en todos los verdaderos creyentes existirá pecado remanente en ellos durante el transcurso de esta vida. El gran apóstol dijo: “No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús”, (Fil. 3:12). En otro lugar dijo, “pero veo otra ley en los miembros de mi cuerpo que hace guerra contra la ley de mi mente, y me hace prisionero de la ley del pecado que está en mis miembros”, (Rom. 7:23). Y Jesús nos enseñó a orar diariamente, “Y perdónanos nuestras deudas (ofensas, pecados)”, (Mat. 6:12).

Esto no quiere decir que debemos ser condescendientes con el pecado. Significa que hay que luchar a diario. La Biblia nos ordena constantemente a hacer morir al pecado que permanece en nuestras vidas: “...si ustedes viven conforme a la carne, habrán de morir; pero si por el Espíritu hacen morir las obras de la carne (del cuerpo), vivirán ...consideren los miembros de su cuerpo terrenal como muertos…”, (Rom. 8:13; Col. 3:5). Esto no es opcional. Se trata de…


To read the rest of this article, visit http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/trece-pasos-practicos-para-matar-el-pecado.